jueves, 5 de junio de 2008

Juégale, apuéstale...


Soy yo, aunque a todo el mundo no le guste (de vez en cuando a mi tampoco, pero ya ni modo :p) Se acabó el andar mis días, llevando a cuestas un montón de explicaciones, con tanta carga se va reduciendo la velocidad a cada paso... La fuerza de gravedad se encarga (literalmente) de mantener los ojos fijos en el suelo (teniendo taaaaaanto allá arriba que mirar, eso es casi un sacrilegio)... Los días empezaron a vestirse con los mismos colores (que aburrido), lo seguro/rutinario/sin riesgos conquistó a mis neuronas, convenciéndolas de ser la mejor opción... Ellas (las susodichas) son todavia tan ingenuas, que ni yo me lo puedo creer, no me culpo de que en autodefensa algunas veces las desconecte... En fin, que regreso a mi viaje sin boleto, dispuesta a dormir en cualquier parte donde sienta latir el corazón... Dejando la piel mientras llego, pero sin dejar de tararear una y otra y otra canción...


"Hay que perderse en la noche,
ver como todo se rompe,
que aquí no hay ni canalla, ni profeta,
duramos lo que un cometa...
Hay que jugarse la suerte,
hay que apostarle pa' hacerse fuerte,
volar aunque te partan las alas,
que nunca pasa nada"...
Nunca pasa nada, Miguel Bosé.

4 comentarios:

FeRReT ® dijo...

Viajes sin boleto??
pero con DeSTiNo, eso es lo que vale, aunque no sea seguro, aunque no sea el que esperas, pero allá llegarás... algo -al final- siempre [nos] espera...

Nunca pasa nada...
Siempre pasa todo... ¿será eso?

A veces mucho eSTíMuLo nos confunde...

Cariños...

Clarice Baricco dijo...

A estrenar la casa. Traje cafè de mi tierra para celebrar.

No dejes de ser tù.

PD. Si me gustò el de Millàs. Èl siempre me ha gustado.

Abrazos.

Tanhäuser dijo...

Vengo a ver tu nuevo hogar. Seguro que será tan confortable como el de antes.
Besos

(s_gg) dijo...

Se podrían decir muchas cosas de la vida. Una de ellas, que consiste en tirar los dados...